Casa de Nariño casa de narcos

¨Opinión¨ Por: Gener Usuga

Las condiciones están dadas para múltiples cosas, nos encontramos frente a una realidad de país que nadie jamás pensó encontrar y con el agravante que el noventa por ciento de la verdad aún no sale al público.

La política colombiana ha estado referenciada por grandes escándalos, compra de votos vínculos con narcotraficantes, corrupción, asesinato masacres y desplazamiento.

Los narcos siempre han estado aliados con políticos y bajo la mesa han mantenido acuerdos de ayuda mutua, no es uno solo ni con un solo presidente, son la mayoría de los traquetos quienes han tenido relación con diferentes presidentes de la República de Colombia.

TURBAY
. Cables sobre Turbay

“En febrero de 1978, cuando Julio César Turbay buscaba imponerse como candidato liberal, la CIA lo describió como “un político superficial que controla buena parte de la maquinaria”, con una “plataforma de campaña indecisa” y un “estilo retórico pesado”. Y aunque lo calificaron como “astuto”, añadieron: “Por su falta de educación formal y antepasados libaneses no ha sido aceptado por la élite”. Hablaron de “rumores sobre corrupción y narcotráfico en el círculo de Turbay y de sus partidarios”. Y de la deuda que iba a tener con ‘caciques’ que lo apoyaron y que supuestamente varios “podrían estar involucrados en el tráfico de drogas o que les dan protección oficial a los capos” (Tomado de el Tiempo)

SAMPER

“Eran los Rodríguez practicamente los que ponían a los presidentes en Colombia. Poder decir que montó seis presidentes y medio porque los conoció siendo empresario, siendo banquero, una persona respetada y aceptada”, aseguró Restrepo.

Fue testigo además de la cercana relación de los capos con el entonces candidato liberal Ernesto Samper Pizano. Financiaron su campaña para llegar a la Casa de Nariño. Tres semanas después de su elección explotó entonces el proceso 8.000.” (tomado de él espectador)

URIBE

” Los cables, que recientemente se pusieron a disposición de The New York Times, describen reuniones de 1992 a 1995 entre funcionarios estadounidenses y Uribe cuando era un político prometedor, así como información recabada por funcionarios colombianos que lo conocían bien. Los miembros del Partido Liberal, organización política en la que Uribe militó, dicen que tenía vínculos con los principales carteles de la droga, lo que incluye a la banda del capo Pablo Escobar

Estos entre algunos otros han sido vinculados con carteles de las drogas en Colombia, no obstante siempre se ha mantenido un hermetismo sobre las informaciones que relacionan a grandes políticos con narcotraficantes.

La parapolítica es una escena más de la desfachatez con la que se ha gobernado nuestro país.

Parapolítica es el nombre con el que se le conoce al escándalo político desatado en Colombia a partir de 2006 con la revelación de los vínculos de políticos con paramilitares, con posterioridad al proceso de desmovilización que adelantaron varios de los grupos que conformaban las Autodefensas Unidas de Colombia. En Colombia se les llama paramilitares a los grupos armados ilegales de extrema derecha que se autodenominan como autodefensas y que están generalmente ligados al narcotráfico.

34 senadores y 25 representantes a la cámara salieron vinculados directamente en este escándalo que aunque también salpicó al presidente de la República Álvaro Uribe Vélez jamás se avanzó en la investigación contra él.

El ex presidente Álvaro Uribe Vélez ha sido sin duda el más salpicado en escándalos que lo vinculan con capos de la droga corrupción y apoyo a paramilitares, estos últimos, son vínculos directos con masacres y desplazamiento de campesinos para arrebatarle sus tierras.

Desde siempre se ha sabido que él, Uribe, tuvo relación con Pablo Escobar Gaviria el capo más famoso de la historia, que su hermano Santiago era el jefe de los doce apóstoles, un grupo paramilitar en Antioquia que se dedico al asesinato de personas teniendo como base una de las haciendas de los hermanos.

Son muchos los documentos que reposan entre las gavetas de las Fiscalía juzgados y la Corte suprema de justicia como perdidos en el tiempo y que no cumplen la función que les fue encomendada, probar la relación de políticos Colombianos con los carteles y grupos al margen de la ley.

Hoy un nuevo escándalo se destapa, la relación del Ñeñe Hernández, narcotráficante y socio de alias Marquitos, asesinado en Brasil el 2 de mayo del 2019, y la campaña presidencial del actual presidente de la República de Colombia Iván Duque Márquez. Los documentos, grabaciones de audio, hablan de la compra de votos en favor del actual presidente, dejando ver no sólo una colaboración sino amistad y hermandad. Cabe anotar que el “Ñeñe” Hernández se refiere al presidente Duque como “Mi Hermano” expresión con la que se trata en la Guajira a una persona que es completamente de sus afectos de la familia comprobando una vez más que la casa de Nariño es también una casa de narcos, una casa de sótanos como por el que entró alias “Job”.

“Las cámaras de seguridad de la Casa de Nariño dejaron registrada la tarde del miércoles 23 de abril de 2008, pasadas las 18:30, el ingreso por el área de sótanos de Antonio López, alias Job, asesor político de “don Berna”, cabeza de la llamada oficina de Envigado, y de su abogado Diego Álvarez.

Estaban allí para entrevistarse con el entonces secretario Jurídico de la presidencia, Edmundo del Castillo, y con el jefe de prensa del presidente Uribe, César Mauricio Velásquez”

Miles de pruebas logran demostrar la vinculación de narcos con los residentes de la casa de Nariño y en este espacio continuaremos contando la historia e impidiendo que desaparezca la verdad en medio de las balas y el olvido del tiempo.

#CasaDeNariñoCasaDeNarcos

Gener Usuga

@gener_usuga

Paris Francia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.