Después de tanta “pelea”, uribistas y las Farc ya realizan labores juntos

El pasado martes los miembros del Congreso presenciaron el nacimiento de una nueva imagen histórica que nos permite apreciar el acuerdo de paz firmado con las Farc: ver a dos de los más acérrimos opositores en ideales, los uribistas del Centro Democrático y los exguerrilleros de la ahora Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, desarrollando su primera labor legislativa dentro del Senado.

La escena ocurrió durante la instalación de las Comisiones Constitucionales donde pudo verse a la polémica senadora Paloma Valencia del Centro Democrático, junto a Carlos Antonio Lozada de las Farc, compartiendo la responsabilidad del conteo de votos para la designación de la mesa directiva de la Comisión Primera.

Resulta bastante destacable que haya sido precisamente Paloma Valencia la encargada de esta labor compartida con el senador de las Farc, ya que ella es una de las más enérgicas opositoras del proceso de paz y de la implementación de los acuerdos derivados de estos.

La histórica fotografía fue compartida por Armando Benedetti, senador del partido de la U, acompañándola con una frase sobre la democracia y la labor que estaban realizando ambos congresistas.

Este momento fue además acompañado por el discurso de Lozada, en el que demuestra lo comprometidos que están ahora los exmiembros de la guerrilla con darle continuidad a la paz y no establecer enemistades dentro del ámbito político, sino “adversarios de ideas”, las cuales sí están dispuestos a confrontar.

El estreno de las Farc en el Congreso fue bien recibido por varios sectores, entre los que destacó el partido de la U con vocería de Roy Barreras, el cual aplaudió la ahora presencia de la antigua guerrilla en el escenario democrático.

“Lo conocí construyendo paz, cambiando los fusiles por las ideas y pese a las dificultades y carencias enormes en la implementación del acuerdo, usted está aquí con sus compañeros defendiendo la paz, la política sin armas”, expresó Barreras.

A pesar que resulta evidente como la presencia de las Farc se prestará para fuertes discusiones a lo largo del desarrollo legislativo, lo cierto es que este momento ya es marca para la historia de Colombia, pues deja en claro que el proceso de paz, a pesar de sus dificultades, ha logrado varios de sus cometidos.

Fuente: Revista Voces

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.