Duque, no le mame gallo a la paz

¿Qué Duque marchará por la vida de lideres sociales?. No sé ustedes, pero considero incoherente que un gobierno que se niega a ver la sistematicidad de los homicidios a defensores de territorios y Derechos Humanos en todas las regiones del país, pretenda ahora salir a las calles y “clamar” por la vida. El mismo gobierno que durante poco más de 11 meses se ha negado a tomar determinaciones frente a los crímenes atroces que enlutan al país, el mismo gobierno que no tiene vergüenza de decir que en algunos territorios la inseguridad se limita al simple robo de ropa en los patios de las casas. ¿entienden?

No es que me oponga, claro que no. Bienvenido sea el gobierno, su partido y todos los contradictores de la paz a esta y todas las marchas con un objetivo común (Una lucha por la vida). Pero, me quedó con la sensación de que este, no es un acompañamiento de corazón, no creo que en realidad a Duque le duelan los más de 400 líderes y lideresas asesinados desde la firma del acuerdo de paz. Llámenme desconfiada si así lo quieren pero me es inevitable pensar que detrás de lo que parece una acción bondadosa y comprensiva existe alguna “jugadita” de esas que en el partido de gobierno son comunes y constantes y a las que el mismo presidente suele sin sonrojarse no darles importancia.

Siempre es difícil creer en las buenas intenciones de un gobierno representado por personas como Luis Guillermo Echeverri, exgerente de la campaña presidencial de Iván Duque, que en medio de una entrevista para un reconocido medio de comunicación y refiriendose a los asesinatos sistematicos de defensores dijó:

“Lo de los líderes sociales es muy relativo, hay unos muy buenos y hay otros que mueren por ajuste de cuentas entre ellos mismos, por estar metidos en cosas que no son“…

El mismo Iván Duque, hace unas cuantas semanas justificó su ineptitud frente al tema diciendo que es “difícil” proteger a siete millones de líderes sociales. Entonces, ¿estoy mal por tener dudas sobre su buena voluntad de marchar por esos mismos 7 millones de desprotegidos en Colombia?.

No se trata de quitarle merito a un gesto que suma más de lo que puede restar, pero, es comprobado que a este gobierno se le debe exigir, y siento que el país no puede conformarse con un presidente que sale a la calle y prende unas velas como homenaje a los muertos. Tenemos un jefe de gobierno, es hora de que asuma su papel, se ponga los pantalones y ejecute acciones para prevenir más muertes, acciones para determinar quien o quienes están detrás de tanta violencia, acciones que logren disminuir la cifra de líderes asesinados y que permitan a los colombianos seguir soñando con un país en paz.

Bienvenido sea Duque a la marcha, pero que su presencia no se limite a un rostro acongojado en televisión y unas palabras de consuelo que terminan siendo paños de agua tibia.

Deseo con fervor que la marcha de Duque mañana sea el símbolo de un compromiso real, de una apuesta a la paz, un pacto que  garantice que el presidente dejará de ser la piedra en el zapato de un acuerdo que con sus virtudes y defectos se ha convertido en emblema de la esperanza para un pueblo que vio la guerra y sufrió sus consecuencias durante más de medio siglo. Deseo que el presidente marchando junto a la oposición por un clamor a la vida haga un compromiso de respeto al que piensa distinto, un compromiso con la verdad y la reparación, un respaldo sin objeciones ni trampas a la JEP.

Que empiece el presidente, que se ponga la 10 y asuma la responsabilidad que implica salir a las calles clamando por la paz y la vida.

Mi invitación y mi mensaje final es para todos: Uribistas, Petristas, Duquistas, Fajardistas, apolíticos, creyentes, agnósticos, mujeres, hombres, comunidad LGBT y los que me faltan por mencionar. Marchemos, salgamos a las calles este viernes y gritemos sin miedo que deseamos la paz, que nos oponemos a los violentos, que nos cansamos de llorar a nuestros muertos, encendamos velas por la vida. Pero que no se quedé en eso, que la marcha de mañana sea el inicio de un compromiso individual donde cada asistente, cada vela, cada corazón se propongan aportar a la construcción de un mejor país, a dejar de insultarnos, a no justificar ningún asesinato, a ponernos siempre en el lugar del otro para entender su dolor y enfrentarlo juntos.

Foto Portada: Colombia.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.