El primer día de la oposición

Con grandes concentraciones populares, el Polo Democrático, la Alianza Verde, los Decentes y la FARC le anunciaron al presidente Duque que defenderán los Acuerdos de Paz y a los líderes sociales.

Mientras en la Plaza de Bolívar el mundo político le dio la bienvenida a Iván Duque como nuevo presidente de Colombia, en más de 50 plazas públicas del país y el mundo la oposición le notificó al uribismo de que encontrará un movimiento organizado y fuerte haciéndole contrapoder.“Hoy es un día importante porque es el primer paso de un movimiento social y político que marcha hacia la victoria. Ganaremos las elecciones de 2019 y seremos gobierno en 2022”, aseguró el senador Iván Cepeda, del Polo, ante un grupo de jóvenes que empezaba a llenar el parque de La Hoja, en el suroccidente de Bogotá.

La ovación a Cepeda fue estruendosa y estuvo acompañada de vivas y exclamaciones de apoyo por su papel en el proceso judicial que hoy tiene al expresidente Álvaro Uribe ante los estrados en la Corte Suprema de Justicia. Lo sucedió en el micrófono la representante a la Cámara María José Pizarro, quien sostuvo que no se dejará despojar de los logros de la paz, y señaló que nunca antes la izquierda había estado tan unida y sólida como hoy. También habló el representante Germán Navas, quien aseguró que el próximo año se recuperará el gobierno de la capital de la República.

Igualmente subieron a tarima la representante a la Cámara y exfórmula vicepresidencial de Gustavo Petro, Ángela María Robledo. La congregación rompió en un aplauso cerrado y Robledo tomó la palabra, primero para agradecerle a Cepeda por el valor que ha tenido al impulsar el Acuerdo de Paz, hacer una campaña al Congreso y denunciar al expresidente Uribe, al tiempo que enfrenta un cáncer. “Eres ejemplo de resistencia. Resistir no es aguantar, es luchar, como lo hace la vida que crece sobre el asfalto, como el salmón que va contra la corriente, como enfrentan las hormigas, unidas, la intemperie”, expresó la legisladora.

Mientras avanzaba en su intervención, un muñeco de Iván Duque de unos tres metros se movía entre la gente que minuto a minuto llegaba al lugar. Robledo pidió que lo acercaran a la tarima, pues era momento de ponerle la banda presidencial. La multitud gritaba “títere, títere”, y cuando estuvo al alcance de la congresista, ésta la impuso una banda con los colores de la bandera de Colombia con una leyenda inscrita: “El que Uribe dijo”. Y concluyó su discurso: “Doctor Duque, tiene usted el beneficio de la duda y la gran oportunidad de no ser más el títere. Y que su titiritero enfrente a la justicia”.

Con el parque en un lleno de tres cuartos, ingresó una delegación del partido FARC, encabezada por Rodrigo Londoño, Timochenko, quien tomó la palabra para manifestar su emoción por ver una manifestación tan numerosa, colorida y alegre. “Esta manifestación nos demuestra que, quienes alguna vez empuñamos las armas para combatir al Estado, hicimos lo correcto al abandonar nuestros fusiles y tomar la palabra como única arma. El Acuerdo de La Habana siembra las bases de la transformación, pero la paz la empezamos a construir ahora. Como dijo una querida cantante: ‘Gracias a la vida, que me ha dado tanto’”, señaló el excomandante guerrillero, y recibió a cambio el generoso aplauso de la concurrencia.

Los discursos políticos se alternaron con música, otras presentaciones artísticas, rituales ancestrales y grupos de jóvenes que tocaban tambores, realizaban obras de teatro o declamaban poesía. Una vez terminado el acto de transferencia del poder en la Plaza de Bolívar, varios senadores y representantes de la Alianza Verde, el Polo y los Decentes que allá estaban se trasladaron al parque de La Hoja para acompañar al senador Gustavo Petro, quien se aprestaba a intevenir como líder indiscutible de la oposición al entrante gobierno Duque.

Fuente: El Espectador

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.