Los culos que están de moda. 


 Por: Jessica Yulieth Chavez Molina / Humana Radio


Colombia en lo que va corrido del año 2018 se ha visto inmerso en escándalos políticos, para políticos, corrupción, masacres, violación al acuerdo de paz, y hasta mostraderas de culo en el congreso, claro esta, este como un acto simbólico e invitando a guardar silencio. Lo que resulta en escandalo es que ahora sale una doña apodada “madame” , que viene a enseñar el culo de menores de edad a una sociedad sexista, consumidora de la explotación sexual, la trata de personas, una sociedad con una crisis de valores, asfixiada por el machismo histórico.

No es nada anormal que estos casos se presenten en nuestro país, muchos ya se acostumbraron hasta a comprar y disfrutar de estos servicios, donde se trafica con la dignidad humana y la integridad como persona. Que curioso que muchos políticos estén ante este delito macabro tan “moralmente impedidos para hablar”, ¿por qué se habrán escandalizado más con el culo de Mokus, y callan ante esta realidad?, ¿Qué miedos, qué razones esconden? Todo lo anterior lo baso por las afirmaciones de la condenada alias “madame”, quien se refirió al tema con la siguiente expresión:


“Dejen de joderme la vida, porque voy a echar al agua a todos los políticos que me contrataban”.

Que desgracia infinita que seamos un ejemplo , pero de maldad, de decadencia moral, unas bestias para pisotear y maltratar los derechos humanos de los más inocentes, tan aberrante es el caso que a estas niñas no solo las utilizaban como instrumentos para la consumación de delitos sexuales, sino que las humillaban en su integridad, marcándolas, como si fuesen un ganado que había que comercializar, ¿horrible cierto?, pero más horrible es saber que hay personas que pagan por degenerar a una sociedad.

El día de hoy 2 de agosto comentando el tema con varias mujeres, una se me acercó y me dijo : “muchos dicen que eso es un trabajo fácil, pero no debe ser nada fácil desnudarte ante un desconocido , que va hacer con tu cuerpo lo que le venga en gana, y tener que aguantar sus más oscuras fantasías, ¡eso no es trabajo fácil”, luego de escuchar esto quede fría, y no precisamente por haber hecho un juicio de reproche sobre ese comentario, sino por el hecho de pensar en quienes pagan por estos “servicios” , tan machos y completos que se ven en la obligación de pagar por alguien para obtener a cambio placer.

Pero definitivamente hay cosas que el dinero no puede comprar y es precisamente los principios, algo que esas personas jamás conocerán, porque con sus actos enferman y gestan en una sociedad el origen de todos los males.


Se debe como sociedad empezar a cambiar ese chip misógino, machista y sexista, en donde se ve a la mujer como un producto, sin consumidores posiblemente no habría comercialización de servicios sexuales. Es un reto y un desafío al que todos estamos llamados, comenzando por pedagogia en el tema de la educación sexual, crear conciencias en que ningún ser humano puede ser víctima de la explotación sexual.

No todos los males, los podemos posar en el Estado, que no es más que una figura, nosotros los de carne y hueso debemos comenzar a construir, abrir caminos y denunciar estos actos, y enseñarle a esa manada de depravados que con los culos de las menores y mujeres no se trafica ni se negocia, se respeta atendiendo a la dignidad humana, ¡basta! Que no se siga alimentando el morbo y la livides de machos con los culos que están de moda (…)


#NiPutasNiSantasSimplementeMujeres

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.