Protestas por hambre en el sur de Bogotá en medio de la cuarentena

Los habitantes de sectores vulnerables en el sur de Bogotá protestaron  para exigir al Gobierno la entrega de ayudas que les permita subsistir durante la cuarentena por el coronavirus que completó 24 días.

El presidente del país, Iván Duque, y la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunciaron millonarios recursos en subsidios en efectivo y en mercados para las personas más pobres que perdieron sus ingresos por el aislamiento preventivo obligatorio decretado para contener la expansión del COVID-19 y que se extenderá hasta el 27 de abril.

Pero los habitantes de sectores pobres del sur de Bogotá, una ciudad de más de siete millones de habitantes, denunciaron que pese a la cuarentena de más de tres semanas no han recibido ninguna ayuda y muchos están aguantando hambre con sus familias porque no pueden salir a trabajar.

“Esta protesta la estamos haciendo porque no nos han llegado las ayudas. Tenemos ancianos de la tercera edad, discapacitados, niños. Es una protesta pacífica”, dijo Paula Andrea Quimbay, de 23 años, habitante del barrio Brisas del Volador, construido en una zona montañosa del sur de Bogotá, donde la gente bloqueó las calles con piedras.

“Todo eso lo estamos haciendo por las ayudas”, aseguró Quimbay, madre de un niño de dos años, al asegurar que mantendrán los bloqueos y la protesta en medio de la que hacen sonar ollas y cacerolas para llamar la atención de las autoridades, que hasta ahora no han atendido sus reclamos.

En el cercano barrio La Colombianita, los bloqueos incluyen quemas de llantas de vehículos y la ubicación de contenedores destinados a la recolección de basuras.

ALCALDÍA DENUNCIA PRESIÓN DE POLÍTICOS

La alcaldesa dijo que en medio de la emergencia por el COVID-19 el Gobierno de Bogotá ha realizado 17 procesos de contratación por 55,6 millones de dólares para salud, subsidios monetarios, bonos alimentarios y entregas de mercados que han beneficiado a más de un millón de familias, aunque reconoció retrasos por fallas logísticas.

López denunció que algunas manifestaciones las promueven políticos que no identificó con nombre propio, pero advirtió que no se dejará presionar de quienes quieren sacar provecho de la emergencia sanitaria entregando listas para que la alcaldía lleve ayudas a sus seguidores y familiares.

“Bogotá no va a volver, bajo ninguna circunstancia, una situación de emergencia y necesidad en un acto de politiquería y clientelismo, no vamos a ceder a esa presión, así nos demoremos un poquito más, aquí los mercados, como todo lo de esta alcaldía, o las transferencias, van a llegar sin ninguna intermediación política, directamente a la gente”, afirmó.

 

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Óscar Gómez Heredia, dijo que en medio de las protestas se registró un intento de saqueo a un supermercado, por lo que tuvo que intervenir un escuadrón antidisturbios con gases lacrimógenos para dispersar a los vándalos.

En medio de la polémica, los participantes en la protesta en el barrio Brisas del Volador negaron estar presionados por políticos y clamaron ayudas inmediatas.

“Por favor ayúdenos, no nos han resuelto nada. Nos ha tocado ir a recoger la comida que los demás botan. ¿Eso cree qué es justo?, eso es injusto”, dijo con lágrimas en los ojos Juan Carlos Rivera, de 31 años, quien antes del inicio de la cuarentena se ganaba la vida lavando carros.

Las autoridades sanitarias de Colombia han reportado 144 muertos y más de 3.200 contagiados por coronavirus. Bogotá es la ciudad con más casos.

 

UNA SOLUCIÓN

Los trabajadores, que bloquearon por varias horas el tránsito en esa avenida, pidieron al Gobierno una solución, pues hay casos como el de otro hombre que prefirió no dar su nombre y lleva ya dos meses sin poder trabajar.

“Tengo cinco hijos y los hijos qué, ¿se van a morir de hambre? No tengo ninguna solución del Gobierno, entonces que me dejen trabajar”, asegura a Efe el obrero, quien trabaja en la construcción y también señala que quien le arrienda le mandó a desocupar su casa porque debe dos meses de alquiler.

En ese sentido, manifestó: “El Gobierno nos pintó pajaritos de oro con las ayudas y al final aquí ninguno hemos visto ayuda. Entonces si no nos van a ayudar, que nos dejen abrir al menos los campos de nosotros para poder trabajar”.

RÉPLICA EN OTROS SECTORES

En la barriada de Ciudad Bolívar, en el sur de Bogotá, también salieron a las calles decenas de personas que, como los trabajadores de Suba, dicen que no han recibido aún las ayudas prometidas por las autoridades.

Al respecto el presidente del Concejo de Bogotá, Carlos Fernando Galán, dijo en Twitter: “Concejales de diversas bancadas manifiestan gran preocupación porque muchos sectores de la ciudad que necesitan ayuda no la han recibido. ¿Cuántas ayudas se han entregado? ¿A qué poblaciones? Debería haber reporte diario y reporte consolidado de esas ayudas”.

El secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, señaló que “diariamente las entidades del distrito realizan transferencias monetarias o entregan mercados y bonos de alimentación”.

“Sabemos que cada día hay más necesidades y por eso trabajamos sin parar”, agregó el secretario de Gobierno de Bogotá, donde hay 1.242 casos confirmados del COVID-19, enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2.

Reuters / FotoPortada: Minuto 30

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.