“Yo vine porque quise, a mí SI me pagaron”, Consejo de estado saca a Antanas Mockus del Senado.

Desde que Antanas Mockus perdió la presidencia contra Juan Manuel Santos en el 2010 se dedicó de lleno a promover la fundación Corpovisionarios, ‘un centro de pensamiento y acción que desde 2000 investiga y asesora entidades públicas y privadas, y diseña e implementa acciones para lograr el cambio voluntario de comportamientos individuales y colectivos relevantes para la convivencia’. Es su presidente y desde allí ha asesorado a distintas entidades del gobierno nacional.

Corpovisionarios, fundación de la que Antanas Mockus además figura como representante legal y presidente del Consejo Directivo, es un tanque de pensamiento con una robusta participación en la contratación pública con cerca de $6 mil millones en convenios suscritos entre 2010 y 2017. (Ver Certificado Cámara y Comercio)

Uno de esos contratos ya le generó un debate ético a Mockus. Fue en octubre de 2014 cuando Corvisionarios recibió $480 millones del Fondo de Paz de la Presidencia que los contrató para ‘lograr una movilización ciudadana en respaldo a los diálogos entre el gobierno y las Farc’. La fecha de ese contrato coincide con la marcha a la que convocó Mockus, supuestamente de forma espontánea, en respaldo al proceso de paz.

En ese momento Mockus respondió que se sintió ‘tratado como una prostituta’ por tener que dar explicaciones.

Tendrá que darlas nuevamente. El primer debate que deberá afrontar en el congreso no es propiamente ético sino jurídico y en torno a uno de las tantas relaciones contractuales de Corpovisionarios con entidades públicas y en temas de paz.

El 9 de noviembre de 2017, cuatro meses antes de las elecciones parlamentarias, la fundación de Mockus firmó un contrato por $428 millones con el departamento de Cundinamarca en cabeza del gobernador de Cambio Radical, Jorge Emilio Rey. El contrato 000010, con un plazo de ejecución de 37 días, tenía como propósito el »Diseño y la implementación de un ejercicio de visión compartida que desde el enfoque de la cultura ciudadana contribuya a la construcción de una mirada de paz». (Ver contrato 000010 2017)

La ley, explícitamente la Constitución Política en su articulo 179, prohíbe ser congresista a »Quienes hayan intervenido en gestión de negocios ante entidades públicas, o en la celebración de contratos con ellas en interés propio, o en el de terceros, o hayan sido representantes legales de entidades que administren tributos o contribuciones parafiscales, dentro de los SEIS MESES anteriores a la fecha de la elección». Una descripción muy similar al papel de Mockus como cabeza de Corpovisionarios.

Antanas Mockus se convirtió en la referencia de honestidad y transparencia. Un símbolo con el que se identificaron y movilizaron millones de personas que lo han apoyan en sus proyectos políticos; es el segundo senador más votado del país. Es la cara visible del partido Alianza Verde, una colectividad que utiliza un discurso anticorrupción y de respeto por los recursos públicos.

El primer contrato que estudió inicialmente el CNE fue firmado el 9 de noviembre de 2017, cuatro meses antes de las elecciones parlamentarias, entre Corpovisionarios y la Gobernación de Cundinamarca por valor de $428 millones de pesos. El contrato 000010, con un plazo de ejecución de 37 días, tenía como propósito el ”Diseño y la implementación de un ejercicio de visión compartida que desde el enfoque de la cultura ciudadana contribuya a la construcción de una mirada de paz”. 

La ley, explícitamente la Constitución Política en su articulo 179, prohíbe ser congresista a »Quienes hayan intervenido en gestión de negocios ante entidades públicas, o en la celebración de contratos con ellas en interés propio, o en el de terceros, o hayan sido representantes legales de entidades que administren tributos o contribuciones parafiscales, dentro de los SEIS MESES anteriores a la fecha de la elección”.

La defensa de Mockus alega que para el profesor no ha tenido injerencia en la firma y ejecución de ese contrato. Sin embargo está demostrado que fungía como Presidente y Representante Legal.

Pero existe otro contrato, el numero 566, suscrito entre la UAESP y Corpovisionarios el 17 de noviembre de 2017 y vigente hasta el 16 de marzo de 2018, periodo en el que Mockus fue candidato y paralelamente Presidente y Representante Legal.

Pero no solo eso. Contrario a lo que alega su defensa, Mockus ha participado activamente en todos los aspectos del contrato. Las pruebas:

El 10 de noviembre de 2017 la Corporación Visionarios por Colombia presentó el equipo técnico con el que ejecutaría el proyecto. En él aparece el nombre de Anatsnas Mockus como experto en cultura ciudadana y director general del proyecto.

Corpovisionarios también incluyó a Mockus en el cronograma de ejecución del proyecto: el nombre del profesor aparece en la etapa de formulación construcción y ejecución presentada por Visionarios a la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos.

El cinco de diciembre de 2017, cuando ya estaba en ejecución el convenio, Antanas Mockus participó en una actividad tazada en $50 millones con cargo al convenio, para adelantar una actividad de cultura ciudadana con 15 funcionarios de la UAESP.

En los estatutos y Certificado de Existencia y Representación Legal con fecha del 1 de noviembre de 2017 presentados por Corpovisionarios a la UAEPS con miras a la consecución del contrato Antanas Mockus figura como Presidente y Representante Legal.

Es evidente la inhabilidad y la picardía de Corpovisionarios y de la defensa de Antanas Mockus que busca desconocer que el profesor incurrió en una falta y aunque no es un delito y el debate no es en torno a su honestidad ni a la idoneidad de Corpovisionarios para ejecutar ese importante volumen de contratos, el hecho es que existe una participación de Mockus en una actividad contractual que a la luz de la ley le impide ser congresista.

El Consejo de Estado de Colombia (tribunal supremo de la jurisdicción de lo contencioso administrativo) anunció que dejó en firme la decisión de decretar la nulidad en el cargo como senador del opositor Antanas Mockus, exalcalde de Bogotá (1995-1998) y uno de los políticos más influyentes en el país.

“Se revoca la decisión tomada por la sección primera en sede de tutela, ello por considerar que la tutela es improcedente porque el doctor Mockus tiene otro medio de defensa judicial: el recurso extraordinario de revisión. En consecuencia, su elección queda anulada”, anunció la presidenta del Consejo de Estado, Lucy Jeannette Bermudez, según declaraciones difundidas en redes sociales.

En abril de 2019, el Consejo de Estado le había retirado el escaño a Mockus tras aceptar los argumentos de una demanda que señalaba que había vulnerado el régimen de inhabilidades para ocupar el cargo como senador para el periodo 2018-2022, ya que supuestamente celebró un contrato con una entidad estatal durante los seis meses previos a la inscripción de su candidatura a las elecciones.

Sin embargo, en julio de 2019, Mockus interpuso una tutela por medio de su abogado, el exjefe negociador de paz del gobierno Humberto de la Calle, en la que pidió protección de sus derechos fundamentales, por lo cual la sección primera de dicho Consejo le reintegró el escaño, el cual ahora, con la nueva decisión, le fue revocado una vez más.

“Con esta decisión no procede recurso alguno, pero debe ir a la Corte Constitucional para eventual revisión”, explicó la magistrada.

La decisión no implica la pérdida de investidura para Mockus, el segundo senador con mayor votación en las elecciones de marzo de 2018 (con más de 539.000 sufragios), quien podrá volver a ser candidato para ejercer como congresista.

El actual senador deberá dejar su escaño luego de que sea notificado de la decisión por la secretaría del Consejo de Estado.

 

Fuente: ElExpediente y sputnik / FotoPortada: Oiga Noticias

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.